Sabies que…

Juan Carlos de Borbón, en 1981, declaraba en la BBC de Londres: “Nunca permito que se hable mal de Franco en mi pre-sencia, porque uno tiene que aceptar de donde viene. Y ese hombre fue quien me puso en el tro-no”.

La infanta Elena cobrará 200.000 euros para ayudar a los niños de Latinoamérica (casi 24 veces el salario míni-mo). El servilismo del diario “El País” con la monarquía no tiene límite y justifica esta contratación “porque la in-fanta estudió magisterio y hasta ahora daba cla-ses de inglés en un colegio del que es propietaria junto con un grupo de amigos”. Cualquier ciudada-no con un mínimo de sentido crítico se preguntará ¿No habrá personas más formadas y con salarios más económicos para este empleo? Con este salario se podría pagar a 100 maestros en Perú durante un año, algo que los niños peruanos agradecerían mu-cho más que el asesoramiento de Doña Elena.

La ciudadana Sofía de Grecia se muestra contraria al aborto o a la eutanasia, defiende la ense-ñanza pública de una confesión privada en las escuelas del Es-tado porque “los niños necesi-tan una explicación del origen del mundo y de la vida” y desprecia la palabra “matrimonio” para referirse al, valga la redun-dancia, matrimonio entre personas del mismo sexo

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *