El rastro del franquismo en Sabadell

  • En la ciudad hay dos plazas y una calle dedicadas a personajes vinculados a las dictaduras de Franco y Primo de Rivera
  • La asociación Amical Mathausen ha pedido al Ayuntamiento rebautizar la plaza alcalde Marcet y entidades locales han empezado a trabajar para hacer desaparecer estas referencias del nomenclátor


En Sabadell restan tres referencias de este periodo en el nomenclátor: el monumento y la plaza alcalde Marcet, la plaza Antoni Llonch y la calle Alfons Sala. El presidente de la entidad Amical de Mathausen, Enric Garriga, ha pedido mediante una carta al alcalde de Sabadell, Juli Fernàndez, “un gesto valiente y decidido” para retirar el nombre de Marcet. “Hay pruebas gráficas y documentales que relacionan a este personaje, que fue máximo representante institucional de la localidad durante dos décadas, con el partido nazi y sus líderes”, añade. “Si salen otros nombres la entidad también les dará apoyo”, explica Garriga, que apunta que está a punto de firmarse un convenio con el consistorio para que el programa de trabajo de la asociación se implante en Sabadell. Incluiría charlas, conferencias, ciclos de cine y exposiciones, entre otras actividades, “con el objetivo de recordar para prevenir”.

“Es flagrante que continúen estos nombres”, lamenta el presidente de la Asociación Sabadell por la República, Joan Balart. Una agrupación que el pasado 14 de abril, coincidiendo con el 85 aniversario de la proclamación de la República Catalana por parte de Francesc Macià, cambió el nombre de la calle Alfons XIII por el de la República. Balart subraya que actualmente no están impulsando una revisión general del nomenclátor. “Somos una entidad más, pero sí que es cierto que se nos tiene más en cuenta”, asume. “Si la gente quiere que lo lideremos, así será, pero no queremos ningún protagonismo. Debe ser Sabadell quien, a través de su consistorio, decida si debe cambiar o no los nombres de las calles”, remacha.

El procedimiento para borrarlos

Balart explica que modificar los nombres de las calles no es una tarea fácil y recuerda que para el de la República se tardaron más de diez años. No obstante, matiza, “la correlación actual de fuerzas en el Ayuntamiento ha cambiado y ahora existen más posibilidades”. En este sentido, detalla que es necesario hacer un estudio “porque hay que contemplar al resto de la ciudadanía y se debe crear conciencia para explicar quienes eran estos personajes y la alternativa que se ofrece”, además del coste que puede suponer este procedimiento, que deberá reflejarse en los presupuestos municipales. Por esta razón advierte que las tres referencias que quedan no se podrán borrar “de inmediato”, pero matiza “en uno o dos años al menos una de las tres puede que sí”.

La plaza Antoni Llonch de Sabadell se encuentra muy cerca de la Gran Via (Albert Hernández Ventós)
Balart asegura que no quiere convertir el cambio de nomenclátor “en una caza de brujas”. “Eliminar los símbolos franquistas y personajes que han representado la derrota de la democracia en tiempos de Franco, porque son personas non gratas”, apunta. El presidente de la asociación alude a que con la instauración de los ayuntamientos democráticos en Sabadell se cambiaron alrededor de 300 nombres de calles y “hoy día hace mucho daño que el alcalde Marcet tenga su plaza y, en cambio, que la gente de aquí que tuvo que huir por él y murió en los campos de concentración no lo tengan”.

Origen: El rastro del franquismo en Sabadell

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *