Sabadell revisa el nomenclátor para borrar toda huella franquista | La Vanguardia

Sabadell consensuará sin consultas el rebautizo de la plaza del alcalde franquista Marcet

El Ayuntamiento crea una mesa con siete entidades locales para reformular el nombre de las calles vinculadas a la dictadura

Ya ha empezado a retirar las placas del Ministerio de la Vivienda en bloques de pisos


Sabadell revisa el nomenclátor para borrar toda huella franquista
La plaza todavía luce el nombre del alcalde Josep Maria Marcet (Josep Blanch)
JOSEP BLANCH,SABADELL

El Ayuntamiento de Sabadell se ha propuesto eliminar cualquierrastro de la dictadura franquista en el espacio público, en cumplimiento de la ley de memoria histórica. El pasado mes de mayo el consistorio hizo un primer paso con la retirada delmonumento en homenaje a Josep Maria Marcet, el que fue alcalde de Sabadell entre 1940 y 1960, durante la etapa central de la dictadura franquista. Del monumento solo se ha conservado un medallón de bronce del escultor Camilo Fàbregas, que resta guardado en un almacén municipal.

Con esa actuación, Sabadell eliminaba el monumento franquista más importante que quedaba de pie en la ciudad, pero la plaza donde se encontraba el símbolo sigue luciendo el nombre Marcet. Meses después de la acción, el consistorio inicia los preparativos para consensuar un nombre sustituto para la plaza. Declina que la decisión se tome por votación popular y trata de consensuarlo en una mesa con entidades de memoria histórica.

La retirada del monumento de la plaza se hizo efectiva un año después que Amical Mauthasen instara al Ayuntamiento a eliminar el homenaje escultórico a un personaje “vinculado con el nazismo y el fascismo”, apunta Enric Garriga, presidente de la asociación. “Sabadell ha hecho un gesto que aplaudimos, pero el trabajo no termina aquí”, dice Garriga. Insiste en que la retirada del monumento era “la parte fácil y evidente” y que ahora toca “retirar el nombre de Josep Maria Marcet de las calles de Sabadell”.

El Ayuntamiento retiró el monumento ubicado a la plaza el pasado mes de mayo.
El Ayuntamiento retiró el monumento ubicado a la plaza el pasado mes de mayo. (Josep Blanch)

Una plaza que busca nombre

Tras la retirada del monumento, el Ayuntamiento de Sabadell se puso a trabajar en el cambio de nombre con la creación de una mesa del nomenclátor en la que están presentes otras siete entidades de la ciudad. La preside la concejala de Cultura, Montserrat Chacón, y se ha reunido en un par de ocasiones para debatir los criterios a tener en cuenta para replantear los nombres de las calles. “De momento hemos empezado a hacer una fotografía de la realidad actual del nomenclátor de Sabadell para saber qué representan sus nombres”, afirma Chacón. “Cuando hayamos terminado decidiremos qué proceso seguimos y cómo lo hacemos”, añade.

Desde Amical Mauthausen, Enric Garriga apunta que el cambio de nombre “no tendría que ser un proceso complicado” e insta al Ayuntamiento a “organizar un proceso participativo”. La mesa del nomenclátor de momento no se ha planteado esta opción y prefiere trabajar en un “círculo cerrado”, afirma Chacón. Promete que intentarán conseguir “el máximo consenso” y confía tener una propuesta a finales de este año, que harán extensiva al resto de la ciudadanía “a través de algún tipo de jornada abierta”.

Placa de la plaza Alcalde Marcet
Placa de la plaza Alcalde Marcet (Josep Blanch)

De hecho ya hay un precedente en Sabadell con el cambio de nombre de la calle de Alfons XIII, que pasó a llamarse calle de la República, en un acto organizado el abril del año pasado para celebrar el 85 aniversario de la proclamación de la República Catalana por parte de Francesc Macià. La iniciativa, que impulsó la agrupación Sabadell per la República, tardó casi dos años en llevarse a cabo.

El resto de símbolos

La comisión del nomenclátor de Sabadell tiene sobre la mesa otros frentes abiertos a parte del de Marcet. La ciudad todavía cuenta con dos calles más que llevan nombres de personajes vinculados a las dictaduras de Francisco Franco y Primo de Rivera. Uno de ellos,Antoni Llonch, que fue el sucesor de Josep Maria Marcet en la alcaldía de Sabadell entre los años 1960 y 1965. Por otro lado estáAlfons Sala, que fue presidente de la Mancomunitat de Catalunya por orden de Primo de Rivera del 1924 al 1925.

El censo del Memorial Democràtic de simbología franquista apunta que en el Vallès Occidental existen alrededor de 300 vestigios de la dictadura. El 90% de estos son placas del Ministerio de la Vivienda, que todavía exhiben el símbolo fascista del yugo y las flechas en las fachadas de bloques de viviendas particulares. Montserrat Chacón asegura que el Ayuntamiento de Sabadell ya ha empezado a retirar estos símbolos de las calles.

La entidad Amical Mauthausen insiste que hace falta hacer más pedagogía, especialmente entre los jóvenes. En esa línea la entidad firmó un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Sabadell para organizar acciones y conferencias enfocadas a prevenir y sensibilizar sobre el fascismo, entre las que destacan las visitas de los centros educativos a campos de concentración nazis.

En la comarca perviven alrededor de 300 vestigios de la dictadura

Font: Sabadell consensuará sin consultas el rebautizo de la plaza del alcalde franquista Marcet